Latest Tweets:

"Cultura es lo que queda después de haber olvidado lo que se aprendió."

André Maurois, escritor francés.

*5

Medievalismo

Se entiende por Medievalismo al conjunto de características propias de la Edad Media, como también al estudio de la historia, civilización o costumbres que distinguen a este período, que comienza en el siglo V, con la desintegración del Imperio Romano de Occidente (año 476), y finaliza en el siglo XV, con la caída del Imperio Bizantino (1453) o el descubrimiento de América (1492).

1.- Edad Media

Pese a considerarse estas fechas como referencia, no existen datos exactos que marquen el inicio de esta época. El comienzo de este período se basa, más bien, en la grave crisis económica y las invasiones de los pueblos germanos en el Imperio Romano. De esta forma, Europa occidental comenzó a desarrollar una nueva cultura primitiva durante los siguientes 300 años, pero sin perder  por completo la influencia del importante imperio romano. 

Principales características de la Edad Media

• Invasiones y conquistas de los pueblos bárbaros sobre los territorios del Imperio

Romano.

• El imperio de Carlomagno, quien intentó reunificar el antiguo imperio de Roma.

• Nacimiento del islamismo en Arabia.

• Surgimiento del feudalismo.

• Invasión de los musulmanes a España.

• Las cruzadas.

• Desigualdad social y predominio de la Iglesia.

Alta Edad Media

Período que comprende entre los siglos V y XI y se extiende desde la formación de los reinos germánicos, hasta la consolidación del feudalismo. Resalta el reinado de Carlomagno (742-814), quien intentó reconstruir el Imperio Romano de occidente. Bajo su mandato, se estableció un sistema de control y tributación sobre los pueblos bárbaros, residentes en las fronteras de su reino, y detuvo la expansión del islam al sur de los Pirineos. Por este motivo, fue proclamado como defensor de la cristiandad europea y de la Iglesia. También, en su reinado, Europa vivió un gran desarrollo cultural que es conocido como “Renacimiento Carolingio”.

Carlomagno murió el año 814 y a partir de esa fecha, se produjo una segunda oleada de invasiones y migraciones de pueblos bárbaros, las cuales terminaron por inducir cambios territoriales que, junto a las transformaciones políticas, económicas y sociales, formaron un nuevo orden administrativo, conocido como feudalismo.

Sistema feudal

La desintegración del Imperio Carolingio y las invasiones dejaron el territorio europeo occidental deteriorado política y económicamente. Esta situación duró hasta el establecimiento del Sacro Imperio Romano Germánico en el siglo X, época en la cual se reemplazó por completo la dinastía Carolingia. Fue así como durante el siglo XI, las continuas guerras posibilitaron el surgimiento de este nuevo orden, gracias a que la Alta Edad Media se caracterizaba por ser un mundo ruralizado.

Las guerras hicieron que entre la población surgiera la inseguridad y, por lo tanto, se generaron relaciones de dependencia personal que se desarrollaban según una estructura jerárquica que involucraba al señor con el vasallo. Los primeros ofrecían seguridad a los campesinos, mientras que estos a cambio juraban fidelidad. Entre ambos se establecía un “contrato feudal”, que se basaba en el “feudo” o tierra que el señor le entregaba a su vasallo en compensación por favores concedidos y con la obligación de cumplir otros.

La tierra era la riqueza de este período, puesto que el comercio no era próspero en esta época. Esto obligó a la necesidad que cada feudo se autoabasteciera, por lo cual permitió que se desarrollara la dependencia del vasallo hacia su señor como una especie de lazo irrompible y vital para la subsistencia. A su vez, cada feudo era una comunidad autónoma, ya que no existían lazos políticos entre los diversos territorios.

Cultura e Iglesia

En este período, la cultura estaba dominada por la Iglesia y eran los monasterios los encargados de recopilar todos los conocimientos. Esta institución era la única europea de carácter unitario, sin embargo, en ella también se había producido un quiebre político y cada jerarquía eclesiástica estaba en manos del obispo de cada región. Debido a esto, la vida cultural consistía principalmente en conservar y sistematizar el conocimiento del pasado, mediante el estudio de obras de autores clásicos.

Baja Edad Media

Comprende el período transcurrido entre los siglos XI y XV, y al contrario del período precedente, esta segunda época de la Edad Media está marcado por el crecimiento de las ciudades, la expansión territorial y el florecimiento del comercio. En este período surgió el Estado Moderno, el cual con el tiempo comenzó una lucha con la Iglesia por la hegemonía del poder.

Desarrollo de ciudades

El crecimiento de las ciudades propició una naciente lucha por la autonomía política y un conflicto interno entre los diversos grupos sociales, que se llevó a cabo gracias al éxito que obtuvieron los núcleos urbanos como centros de actividad económica.

Gracias a este desarrollo, florecieron las actividades artesanales y surgieron los gremios. Para poder realizar cualquier actividad de este tipo, era imprescindible pertenecer a una de estas agrupaciones, puesto que ellos fijaban los precios y reglamentaban la producción. Debido a esto, surgió una nueva clase social, la burguesía, que impulsó el intercambio entre campo y ciudad. Y de esta forma, nació el comercio, que permitió la aparición de las ferias.

Este creciente intercambio comercial abrió las fronteras europeas y propició nuevos cambios políticos, que sentaron las bases para el Estado moderno. Esto, ya que el burgués estaba interesado en el trabajo y en las ciudades no existía la servidumbre, cual es el principal contraste con el período precedente.

El surgimiento de estos núcleos urbanos creó también un centro de actividad artística y cultural para la población. En este contexto, nacieron las primeras universidades, cuya principal misión consistía en la búsqueda de la verdad. Estas instituciones se dividían en cuatro facultades: Artes, Medicina, Derecho y Teología. El primer grado universitario era el bachillerato, luego continuaba con el título de magíster y, finalmente, la educación concluía con el doctorado.

Expansión del cristianismo

Esta época está caracterizada por las cruzadas, que eran expediciones organizadas por los cristianos para liberar los lugares santos, cuna de la religión, que habían sido ocupados por musulmanes.

Desde el año 1099 se realizaron ocho expediciones y, pese a que no lograron su objetivo principal, sí obtuvieron ganancias. Las cruzadas sirvieron para aumentar los límites del poder europeo, desarrollar el comercio mediterráneo y conocer una cultura en algunos aspectos, superior a la europea.

Crisis del siglo XIV

El apogeo político y demográfico que había tenido lugar en los siglos precedentes quedó mermado por la crisis que surgió en el siglo XIV, considerada como el inicio de la transición del feudalismo al capitalismo.

De esta forma, la Edad Media llegaba a su fin debido a varios motivos. Entre estos destacan las calamidades naturales, que perjudicaron los cultivos y redujeron la cantidad de alimentos, lo que contribuyó al debilitamiento físico de la población.

Al mismo tiempo, en el año 1348 una epidemia de peste negra llegó a Europa, la cual fue transmitida por ratas que viajaban en barcos desde el oriente. La población que padecía de desnutrición fue devastada por la enfermedad, que entre los años 1300 y 1400 se redujo de 73 a 45 millones de habitantes. Por último, la caída de Constantinopla a manos de los turcos otomanos en 1453 significó el cese de la actividad comercial con el mediterráneo oriental. Así, se debió buscar nuevas rutas que propiciaron los grandes descubrimientos geográficos de la época.

Legado

La cultura del medievalismo sigue presente en la actualidad y se reconoce la herencia que este período ha dejado en la historia de la cultura. Entre otras cosas, destacan la propagación y defensa de la fe católica, la construcción de templos para el culto a Dios, la difusión de la Biblia, la transmisión cultural a través de sacerdotes, la formación de Estados Nacionales conocidos como monarquías y la entrada de los pueblos bárbaros a la civilización clásica cristianizada.

2. Medievalistas

Se conoce como medievalista a la persona experta en la Edad Media. Diversos historiadores trabajan en el análisis de los textos históricos de la época, intentando avanzar y profundizar en los conocimientos sobre este período, con la idea de actualizar la disciplina. Tal es el caso de Johan Huizinga, Marc Bloch, Georges Duby y Jacques Le Goff, quienescon su trabajo han contribuido a renovar la metodología con la cual los historiadores analizan los textos.

Por su parte, los medievalistas norteamericanos Paul Freedman y Gabrielle M. Spiegel describen la existencia de un “nuevo” y “viejo” medievalismo. En este contexto, Stephen G. Nichols afirma que ambos no se oponen, sino que el “nuevo” medievalismo aporta diferentes perspectivas para el análisis.

En la actualidad, algunos medievalistas señalan que cualquier representación del pasado está condicionada por su contexto social, lo cual se denomina presentismo. En este sentido, la norteamericana Kathleen Biddick afirma que el presentismo lleva a los medievalistas a mirar en el espejo de la Edad Media para reflejar en él, historias que, en realidad, pertenecen a tiempos modernos y hasta postmodernos.

Referencias

“Edad Media”. Extraído el 28 de enero de 2012, desde http://www.profesorenlinea.cl/

universalhistoria/Edadmedia.html

“Medievalista”. Extraído el 28 de enero de 2012, desde http://www.wordreference.com/

definicion/medievalista

“Medievalismo”. Extraído el 28 de enero de 2012, desde http://www.definition-of.net/definicion-de-medievalismo

“Edad Media”. Extraído el 28 de enero de 2012, desde http://www.monografias.com/trabajos4/edadmedia/edadmedia.shtml

“La baja Edad Media”. (2010, 19 de mayo). Extraído el 28 de enero de 2012, desde http://www.icarito.cl/enciclopedia/articulo/segundo-ciclo-basico/historia-geografia-y-ciencias-sociales/mundo-medieval/2009/12/79-55-9-la-baja-edad-media.shtml

“La Edad Media”. (2010, 22 de junio). Extraído el 28 de enero de 2012, desde http://www.icarito.cl/enciclopedia/articulos/segundo-ciclo-basico/historia-geografia-y-ciencias-sociales/mundo-medieval/2009/12/79-350-9-la-edad-media.shtml

“Temprana Edad Media”. (2010, 19 de mayo). Extraído el 28 de enero de 2012, desde http://www.icarito.cl/enciclopedia/articulo/segundo-ciclo-basico/historia-geografia-y-ciencias-sociales/mundo-medieval/2009/12/79-5962-9-temprana-edad-media.shtml

“El final de la Edad Media”. Extraído el 29 de enero de 2012, desde http://www.hiru.com/historia/el-final-de-la-edad-media

“Resumen de la Edad Media”. Extraído el 29 de enero de 2012, desde http://www.portalplanetasedna.com.ar/edadmedia.htm

“La Alta Edad Media”. Extraído el 29 de enero de 2012, desde http://web.educastur.princast.es/proyectos/jimena/pj_isabelan/doc/amedia.htm

“La Baja Edad Media”. Extraído el 29 de enero de 2012, desde http://web.educastur.princast.es/proyectos/jimena/pj_isabelan/doc/bmedia.htm

Aurell, Jaume. (2006). “El nuevo medievalismo y la interpretación de los textos históricos”.

Modalidades de financiamiento público:
Transferencias presupuestarias directas.
Bancos oficiales.
Dominio público de pago.
Exenciones tributarias.
Fondos institucionalizados. 

Modalidades de financiamiento público:

  • Transferencias presupuestarias directas.
  • Bancos oficiales.
  • Dominio público de pago.
  • Exenciones tributarias.
  • Fondos institucionalizados. 

El Estado cuenta con distintos instrumentos y formas de financiamiento público, con el fin de apoyar la creación y difusión cultural.

El Estado cuenta con distintos instrumentos y formas de financiamiento público, con el fin de apoyar la creación y difusión cultural.

Existe una base cultural en todo sistema económico. La cultura genera empleo, valor añadido a las exportaciones y atrae turismo. 
(Foto: exportaciones chilenas de uva de mesa).

Existe una base cultural en todo sistema económico. La cultura genera empleo, valor añadido a las exportaciones y atrae turismo. 

(Foto: exportaciones chilenas de uva de mesa).

*4
Inversión cultural
Lo que el estado invierte en cultura, lo recupera con creces.
(Foto: Carnavales culturales de Valparaíso). 

Inversión cultural

Lo que el estado invierte en cultura, lo recupera con creces.

(Foto: Carnavales culturales de Valparaíso). 

*3

Cultura en el mensaje presidencial del 21 de mayo

El presidente Sebastián Piñera realizó un importante anunció en la cuenta pública del 21 de mayo de 2011, en la cual anunció la creación del Ministerio de la Cultura y el Patrimonio. 

"Por la trascendencia de la cultura en nuestra sociedad, propondremos crear el Ministerio de la Cultura y el Patrimonio, que agrupará al Consejo de la Cultura y las Artes, la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos y el Consejo de Monumentos Nacionales. Esto fortalecerá la creación, difusión y conservación de nuestra cultura y patrimonio. Además, en los próximos días presentaremos a este Congreso un proyecto de ley que fortalece y perfecciona la Ley de Donaciones Culturales, simplificando sus procedimientos y ampliando el universo de beneficiarios y donantes.

Durante nuestro gobierno entregaremos cinco nuevos teatros regionales en Iquique, La Serena, Rancagua, Concepción y Punta Arenas. Y 51 nuevos centros culturales, en las comunas con más de 50 mil habitantes, además de Rapa Nui y Chiloé, cumpliendo así nuestro compromiso con las regiones. Junto con ello, a partir de este año realizaremos Festivales de las Artes en todas las regiones de Chile.

En alianza con los gobiernos regionales y comunales y el sector privado, estamos reconstruyendo inmuebles de alto valor patrimonial, como el Museo de Arte Contemporáneo, la Iglesia La Matriz en Valparaíso, la casa de Violeta Parra, la Sala Arrau del Teatro Municipal, el Teatro Municipal de Viña, la Parroquia San Vicente de Tagua Tagua, el Santuario Santa Rosa de Pelequén y la Biblioteca Severín, entre otros”.

*1
El actual presidente, Sebastián Piñera, anunció en la última cuenta pública del 21 de mayo de 2011, la creación del Ministerio de la Cultura y el Patrimonio. Este organismo buscará fortalecer la institucionalidad cultural del Estado, además de aumentar el desarrollo y fomento del arte en todo el país, haciendo énfasis en la conservación y cuidado de patrimonio nacional.

El actual presidente, Sebastián Piñera, anunció en la última cuenta pública del 21 de mayo de 2011, la creación del Ministerio de la Cultura y el Patrimonio. Este organismo buscará fortalecer la institucionalidad cultural del Estado, además de aumentar el desarrollo y fomento del arte en todo el país, haciendo énfasis en la conservación y cuidado de patrimonio nacional.

Pese a que durante el gobierno de Patricio Aylwin (1990-1994), surgió la necesidad de crear una institución que agrupara los diversos organismos involucrados en el ámbito de la cultura, recién en el año 2003, bajo el mandato de Ricardo Lagos, se crea el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA). Esta institución reunió a la División de Cultura del Ministerio de Educación; Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos, Dirección de Relaciones Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores, Departamento de Cultura del Ministerio Secretaría General de Gobierno y Consejo de Monumentos Nacionales.
(Foto: Edificio del CNCA, Valparaíso).

Pese a que durante el gobierno de Patricio Aylwin (1990-1994), surgió la necesidad de crear una institución que agrupara los diversos organismos involucrados en el ámbito de la cultura, recién en el año 2003, bajo el mandato de Ricardo Lagos, se crea el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA). Esta institución reunió a la División de Cultura del Ministerio de Educación; Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos, Dirección de Relaciones Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores, Departamento de Cultura del Ministerio Secretaría General de Gobierno y Consejo de Monumentos Nacionales.

(Foto: Edificio del CNCA, Valparaíso).

En el retorno a la democracia, los gobiernos diseñaron estrategias de intervención cultural de acuerdo a siete criterios básicos:
Garantizar la libertad de creación y expresión.
Aceptar la autonomía de los procesos culturales frente al Estado.
Favorecer la equidad en el acceso a la cultura.
Estimular la participación de todos los sectores en la vida cultural.
Reconocer (fáctica y legalmente) la diversidad de culturas y de identidades étnicas dentro del país.
Fomentar la descentralización de la producción y gestión cultural.
Cumplir con el deber del Estado de proteger y difundir el patrimonio físico y espiritual de la Nación.
(Foto: cambio de mando Augusto Pinochet - Patricio Aylwin, 11 de marzo de 1990).

En el retorno a la democracia, los gobiernos diseñaron estrategias de intervención cultural de acuerdo a siete criterios básicos:

  • Garantizar la libertad de creación y expresión.
  • Aceptar la autonomía de los procesos culturales frente al Estado.
  • Favorecer la equidad en el acceso a la cultura.
  • Estimular la participación de todos los sectores en la vida cultural.
  • Reconocer (fáctica y legalmente) la diversidad de culturas y de identidades étnicas dentro del país.
  • Fomentar la descentralización de la producción y gestión cultural.
  • Cumplir con el deber del Estado de proteger y difundir el patrimonio físico y espiritual de la Nación.

(Foto: cambio de mando Augusto Pinochet - Patricio Aylwin, 11 de marzo de 1990).

Institucionalidad cultural
Desde mediados de los años 90’, se denomina “institucionalidad cultural” a la presencia orgánica y jurídica del Estado en la cultura.
Se constituye por los organismos gubernamentales relacionados a la cultura y más específicamente, abarca las políticas culturales en aplicación, los organismos que las crean y promueven, el personal a cargo de los organismos, los presupuestos públicos destinados a este ámbito, el estímulo para inversión privada y, finalmente, las disposiciones constitucionales, legales y reglamentarias que las sostienen.
(Foto: Biblioteca Nacional).

Institucionalidad cultural

Desde mediados de los años 90’, se denomina “institucionalidad cultural” a la presencia orgánica y jurídica del Estado en la cultura.

Se constituye por los organismos gubernamentales relacionados a la cultura y más específicamente, abarca las políticas culturales en aplicación, los organismos que las crean y promueven, el personal a cargo de los organismos, los presupuestos públicos destinados a este ámbito, el estímulo para inversión privada y, finalmente, las disposiciones constitucionales, legales y reglamentarias que las sostienen.

(Foto: Biblioteca Nacional).

Durante el Régimen Militar en Chile, se creó el Departamento de Extensión Cultural, previo a la división de Cultura del Ministerio de Educación. Para ayudar a la difusión, también se implementó la Dirección de Asuntos Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores. Y, pese a la censura y persecusion existente durante este período hacia los artistas según su visión política, se impuso a los canales de televisión contar con una franja cultural obligatoria a la semana.

Durante el Régimen Militar en Chile, se creó el Departamento de Extensión Cultural, previo a la división de Cultura del Ministerio de Educación. Para ayudar a la difusión, también se implementó la Dirección de Asuntos Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores. Y, pese a la censura y persecusion existente durante este período hacia los artistas según su visión política, se impuso a los canales de televisión contar con una franja cultural obligatoria a la semana.

Durante el mandato de Salvador Allende (1970-1973), la cultura era concebida como instrumento de carácter ideológico, transformador de conciencia. En el gobierno de la Unidad Popular existió una estrategia de apropiación directa de las empresas productivas que funcionaban en el ámbito cultural. También se intentó crear un control indirecto de la acción cultural de las empresas privadas y se apoyó las actividades culturales de las organizaciones populares.

Durante el mandato de Salvador Allende (1970-1973), la cultura era concebida como instrumento de carácter ideológico, transformador de conciencia. En el gobierno de la Unidad Popular existió una estrategia de apropiación directa de las empresas productivas que funcionaban en el ámbito cultural. También se intentó crear un control indirecto de la acción cultural de las empresas privadas y se apoyó las actividades culturales de las organizaciones populares.